Chuck E. Cheese Costa Rica

HORARIO

Lunes a Viernes: 11am-9pm

Sábado: 10am- 9pm

Domingo: 10am-8pm

  • Facebook Social Icon
  • Instagram Social Icon
  • YouTube Social  Icon

DIRECCIÓN: Plaza Bratsi, Heredia

De la Universidad Latina 150 mts Norte.

Búscanos en Waze

ABIERTO TODOS LOS DÍAS

ENTRADA GRATUITA SIEMPRE

Horario Especial Navidad y Año nuevo

Martes 24/Dic: 10am- 6pm

Miércoles 25/Dic: 11am-8pm

Martes 31/Dic: 11am-5pm

Miercoles 1/Enero: 11am-7pm

Conoce a Chuck E y su banda

Chuck E Cheese

El ratón musical favorito nuestro, adora la pizza, las fiestas de cumpleaños, los videojuegos y la guitarra con sus mejores amigos en la banda de Munch!

Un ratoncito se mudó al orfanato de St. Marinara. Le encantaba jugar con todos los otros huérfanos. Pero, sobre todo le encantaba la música, especialmente la canción "Feliz cumpleaños". Lastimosamente Chuck E. no sabía cuándo era su cumpleaños, entonces nunca tuvo una fiesta propia lo cual lo hacía muy triste. Pero no por mucho tiempo, porque con tantos niños en el orfanato, había un fiesta de cumpleaños casi todas las semanas. Chuck E. amaba las fiestas especialmente porque había pizza!

 

Chuck E. además de música, cantar, y disfrutar la pizza en los cumpleaños le encantaba jugar videojuegos. Su juego favorito se llamaba Pong y casi siempre ganaba. De hecho, un día participó en un  torneo y ganó un trofeo y $50. Con eso compró un boleto de autobús a la ciudad de Nueva York. Fue su boleto mágico.

 

Ya en Nueva York se sorprendió de lo grande que era la ciudad! A pesar de estar rodeado de gente, Chuck E. se sentía solo, extrañaba a los niños del orfanato. Como no tenía lugar para quedarse, dormía sobre de la cocina de la pizzería de un amable chef italiano llamado Pasqually. Chuck E. amaba el olor de la pizza además de que había mucha musica ya  que Pasqually escuchaba y cantaba junto a la radio. Un día, Chuck E. pensó que Pasqually se había ido a casa por la noche, salió a explorar el restaurante y fue descubierto. "¡Ratón!", gritó Pasqually, mientras lo persiguió hasta acorralarlo.  Chuck E. Cheese estaba tan nervioso que no podía pensar en qué hacer, entonces hizo lo que siempre lo hacía feliz: cantó. Pasqually estaba tan conmocionado que dejó caer el rodillo. "Un ratón que puede ¿canta? ¡Mi restaurante está salvado! ¡Te voy a convertir en una estrella!

 

Pasqually inmediatamente cambió el nombre de su restaurante a "Chuck E. Cheese's, ¡hogar del mundialmente famoso ratón cantante!" En la gran noche de reapertura, con la gente sentada en cada mesa, Pasqually con orgullo presentó a Chuck E. "Damas y caballeros, denle la bienvenida a Chuck E. Cheese, el ratón cantante más famoso del mundo!" Cuando se abrió el telón, Chuck E. estaba aterrorizado, nunca había cantado para tantos adultos, así que el miedo lo congeló y no pudo hacerlo. La multitud abucheó y abucheó. Finalmente, se fueron. Pasqually estaba desconsolado. Chuck E también pues no quería decepcionar a Pasqually. 

 

Mientras Chuck E. veía como la multitud se marchaba vio a un chico caminando. sujetando la mano de sus padres y sonriendo mientras llevaba una corona, ¡Era su cumpleaños! Sin otro pensamiento, Chuck E. comenzó a cantar su canción favorita para el niño. "Cumpleaños feliz, te deseamos a tí, cumpleaños  feliz niño de la calle, cumpleaños feliz" Nadie podría creerlo. ¡Chuck E. podría cantar! La familia entró, Pasqually les hizo pizza y Chuck E. cantó toda la noche. Otras familias que iban caminando se fueron uniendo. Fue la mejor noche de sus vida. A partir de ese día, Chuck E. Cheese's nunca volvió a ser un lugar para adultos. ¡Sería un lugar donde las familias podrían traer a sus hijos, y podrían ser todos niños! Chuck E. Cheese's siempre sería un lugar para cumpleaños donde cada momento podría ser tan especial como un cumpleaños.

El tiempo pasó. Chuck E. y Pasqually se unieron en el escenario con otros amigos e incluso convenció a Pasqually para que trajera otra de sus cosas favoritas: juegos! Desde se entonces Chuck E. nunca ha dejado de cantar o sonreír.
 


Cuando Pasqually no está ocupado preparando pizzas frescas hechas a la medida, ¡está preparando sabrosos ritmos para la banda!

Pasqually 

Hace muchos, muchos años, una mujer llamada Priscilla y su marido, Pietro dejaron la ciudad de Nápoles en Italia con un simple sueño: llevar el arte de la auténtica pizza italiana a los Estados Unidos. Con sonrisas en sus caras y una receta familiar secreta, la pareja empacó sus pertenencias y se dirigió a América, junto con su recién nacido hijo, Pasqually.

Pietro y Priscilla amaban tanto a su hijo, que cuando la pareja finalmente abrió su restauranteen América, lo llamaron "Pizza Pasqually ", con la esperanza de que un día su hijo tomaría el control el negocio de la familia.

Desde el principio, Pasqually tenía el amor por pizza en su sangre, mientras se divertía con otros niños estaba lanzando alrededor de bolas y disfrutaba lanzar la. Masa de la pizza. La mayoría de los días, pasaba su tiempo libre en la cocina, estudiando todo, desde la forma en que sus padres colocaban la salsa marinara a la forma en que ponían la mozzarella.

Cuando sus padres tuvieron otra hija, Pasqually no podía esperar para enseñar su nueva hermana, Paola, las cuerdas del negocio familiar. Tan pronto como Pasqually pudo leer, memorizó hasta la última palabra de la receta secreta de su familia. Él quería asegurarse de que sin importar lo que le sucediera a esa hoja de papel, nunca la olvidaría. Incluso convirtió la receta en una canción, que él cantaba todas las noches mientras tocaba su set de batería de ollas y sartenes.

Pero Pasqually quería hacer más que solo traer auténtica pizza italiana en los Estados Unidos. Él quería convertirse en el mejor fabricante de pizzas y animador el mundo alguna vez había visto. Y eso es exactamente lo que hizo. A medida que pasaban los años, Pietro y Priscilla se retiraron y mudaron a Florida. Para entonces, Paola estaba haciendo maravillas en la industria de los videojuegos y Pasqually asumió el negocio familiar. 

Con su sobrino Gino a su lado, Pasqually estaba listo para dejar que todo lo que había aprendido de sus padres. La comida nunca había sido mejor, pero por alguna razón el restaurante no estaba trayendo suficientes personas. Pasqually pensó que la comedia era la respuesta, pero sus bromas eran demasiado cursi. Entonces, un día, un encuentro casual con un ratón cantando cambió la vida de Pasqually para siempre. Pero eso, mis amigos, es oooooootra historia.
 

Helen Henny

Helen ama los juegos! Ella es una campeona de videojuegos mundialmente famosa y la cantante líder dinámica de la mejor banda del país.

Hace años, en un cálido día de verano, Helen Henny nació. Ella creció en la ciudad de Nueva York con su padre y hermanos mayores, Henry y Harvey. Desede una edad temprana, Helen tenía una profunda pasión por la música. Algunas noches, ella pasaba horas en su habitación cantando con un cepillo e imaginando que estaba actuando en el escenario frente a una audiencia animando. Ella soñaba con algún día convertirse en una cantante famosa y recorrer el país, actuando para sus fans.

 

Cuando Helen no estaba cantando, estaba interesada en moda, vegetarianismo y videojuegos. Ella era el tipo de chica que pintaba las uñas de su mamá durante el día y le ganaba a sus hermanos en los videojuegos por la noche. No importa cuánto lo intentaban, Harvey y Henry nunca podían establecer un puntaje más alto que el de Helen.

 

Un día, Helen se cansó de ganarle constantemente a sus hermanos en todos sus videojuegos, decidió que necesitaba un nuevo desafío y se dirigió a una galería cercana para encontrar a otras personas para jugar en contra. Cuando Helen llegó, se dio cuenta rápidamente que no solo sus hermanos les ganaba… ¡nadie podía vencerla!

 

Helen pasó el resto del día jugando en la sala de juegos y eliminando a su competencia. Cada vez que ganaba, ella cantaba canción de victoria y pasaba a su próximo oponente. Pronto, los otros niños simplemente se dieron por vencidos. Helen había vencido a todos que ya no tenía a nadie más con quien jugar.

 

Justo cuando se estaba preparando para salir de la sala de juegos, escuchó una voz llamándola. "¡Oye! ¡Nunca tuve un turno! " Fue entonces cuando Helen se dio vuelta y vio un lindo y pequeño ratón de pie junto a una máquina de Pong. El ratón se presentó como Chuck E. y la invitó a jugar una ronda con él.

 

Después de un enfrentamiento increíble, Helen le anotó el punto final y le ganó a Chuck E. Le cantó su canción de victoria, y Chuck E, al escucharla, no podía creer lo genial que era su voz, por lo que la felicitó. Helen se rió y sonrió.

 

Su química era innegable, y desde entonces los dos se hicieron amigos muy cercanos. Y cuando fue hora de que Chuck E. reclutara una nueva persona que cantara para su banda...  ¿adivina a quién llamó?

Jasper T. Jowls

El amor de Jasper por la música country lo inspiró a aprender todos los instrumentos que pudo encontrar, especialmente el bajo que jugó su amado "grand-pata".

Un día, en una pequeña granja a pocas millas de Nashville, Jennie Jowls dio a luz a doce cachorros de perro sabueso sanos. De todos, había un cachorro cuyo amor por la música y el entretenimiento lo hizo el más divertido en el grupo.

 

Su nombre era Jasper T. Jowls, y amaba hacer a sus hermanos y hermanas sonreír. Pasó sus noches entreteniendo a todos los cachorros en la granja hasta que se dormían. Por las mañanas, él despertaba a todos con una feliz melodía de música country.

 

A Jasper le encantaban los discos de ese género musical que se enseñó a sí mismo a tocar casi cualquier instrumento que podía encontrar. El banjo, la guitarra y sobre todo, el bajo. De hecho, disfrutaba tanto tocar el bajo que ahorró la mesada por todo un año para comprar un antiguo bajo. Incluso le dio un nombre al bajo, "Paw", como un cariñoso saludo a su viejo héroe.

 

Un día, cuando Jasper estaba practicando el bajo en su porche delantero pasó un bus destartalado que se descompuso justo frente a su granero. De ahí salió un pequeño ratón y un divertido cocinero italiano. Jasper, como buen perro confiable, fue rápido para echar una mano amiga a los dos viajeros. Jasper caminó hacia el autobús y se introdujo así mismo. El ratón se presentó como Chuck E y presentó a su amigo como Pasqually, explicando que iban de camino a Nashville para presentar "Feliz cumpleaños" al hijo de un famoso cantante de country. Jasper no podía creer lo que sus orejas escuchaban. Inmediatamente, agarró su bajo y tocó "Feliz cumpleaños". Chuck E. y Pasqually se impresionaron tanto que invitaron a Jasper a unírseles en su viaje a la ciudad.

 

El tío de Jasper, Jed, arregló el autobús de la gira y ellos siguieron su camino. Jasper T. Jowls era ahora el nuevo mejor amigo y mano derecha de Chuck E.

Mr. Munch

¡El Sr. Munch es fuera de este mundo! No, en realidad, nació en Planeta Morado. Vino a la Tierra en busca de dos cosas: deliciosa pizza ¡y músicos que aprecian su estilo de teclado cósmico!

Años luz de distancia y algunas galaxias más, el Sr. Munch nació en Planeta Morado. Su gente era muy educada, y aunque Munch era tan inteligente como su vecino Alien Púrpura, siempre sintió como si no pertenecía.

 

Como resultado, pasó la mayor parte de su tiempo en su habitación, practicando el teclado e investigando otros planetas. Ahí es donde Munch afinó sus talentos musicales y desarrolló un particular interés en un planeta llamado Tierra. Más específicamente, se fascinó con una sustancia que los terrícolas llamaron "pizza".Munch nunca había probado la pizza antes, pero a partir de su investigación él sabía que era el secreto mejor guardado de los terrícolas.

 

Como era habitual en su planeta, Munch creció y fue enviado al universo, con el objetivo de aprender todo lo que podía sobre otros planetas y galaxias. El corazón de Munch se emocionó mientras empacaba su nave espacial con imágenes de su familia y su teclado favorito. Él encendió su nave y despegó, sabiendo exactamente dónde sería su primera parada: planeta Tierra.

 

Después de un viaje lleno de baches por el espacio, Munch finalmente aterrizó con una gran sonrisa en la ciudad de Nueva York. Aunque las vistas y los sonidos de la Gran Manzana asombraron a Munch, sabía que había algo que tenía que hacer. Minutos después, Munch estaba en una banca en Central Park con su primera rebanada de pizza de pepperoni en su mano. Pero el sabor simplemente no alcanzó sus expectativas.

 

Sacó su teclado de su gran maletín morado y tocó una canción lenta y triste. Durante la siguiente semana, Munch fue a todas las pizzerías que pudo encontrar, buscando una rebanada que estuviera a la altura de la idea que él había construido en su cabeza. Todo lo que probó se quedó corto, y justo cuando estaba a punto de perder la esperanza, tropezó con un lugar llamado Chuck E. Cheese’s. ¡Con sólo oler sabía que se había ganado el premio mayor!

 

Munch entró emocionado y pidió una pizza pepperoni. Dio su primer mordisco y estalló en lágrimas de alegría. La pizza era todo lo que había imaginado y más. Mientras Munch comía su pizza, las luces se atenuaron de repente. La multitud comenzó a aplaudir y una banda que consistía en un ratón, un perro, una gallina y un chef comenzó a actuar en el escenario. Instintivamente, Munch agarró su teclado y se lanzó hacia el escenario. Antes de que la banda pudiera incluso detenerlo, Munch estaba improvisando con su canción.

 

Desde la primera nota estaba claro que Munch era el integrante que faltaba en la banda. Después del espectáculo, Munch y la banda pasaron el resto de la noche tocando e inmediatamente fue invitado a unirse.